¿MONARQUÍA O REPÚBLICA?

     

“Cuanto más planifica el Estado, más complicada se le hace al individuo su propia planificación.” 

Friedrich August Von Hayek

Después de los ataques del actual Ministro de Consumo y el Vicepresidente Segundo al Rey Felipe VI, es necesario hacerse una reflexión. ¿Qué sistema es el óptimo a largo plazo para un país? Entendiendo que el individuo busca una estabilidad tanto económica como personal en el largo plazo, no solo en el corto plazo. 

En multitud de ocasiones nos habremos preguntado que sería lo mejor para nuestro país, ¿una monarquía o una república? Pues como veremos más adelante, depende de muchos factores. Debemos analizar ambos sistemas de manera muy cuidadosa, y por supuesto, aplicando variables que puedan tener una correlación positiva con alguno de estos sistemas.

A mi forma de entender, creo que hay variables que son las que pueden marcar la diferencia. Para empezar, y siendo lo más tangible, ¿Cuál es el coste que tenemos que asumir los ciudadanos para mantener ambos sistemas? Actualmente, el presupuesto de la Casa Real es de 7.887.150 €.

        Fuente: Casa Real

Como podemos observar, el presupuesto ha ido cayendo desde el año 2011. Para ver cuanto nos supone por cada español, debemos sacar el coste per cápita. Actualmente somos alrededor de unos 46 millones de habitante, por lo que supondría un coste anual de 17 céntimos por habitante.

Para saber si nuestra Monarquía actual es muy cara o no con respecto al resto de Monarquías en el mundo, vamos a analizar de forma breve las más importantes. 

Los presupuestos de Reino Unido son de 40.785.073 €, la holandesa recibe 39.600.000€. Bélgica, 38.700.000€. Con todo ello, comparando todas las casas reales, nos encontramos que la española ocupa la octava Casa Real más barata de Europa. 

Pero este artículo comparaba el coste de la monarquía frente a la república. Para ello, vamos a ver el coste que tienen las principales republicas, Salvando el caso alemán, que destinó al mantenimiento de la republica unos 20 millones de euros, si nos vamos a Francia e Italia, el coste aumenta hasta los 112 y 228 millones de euros respectivamente. 

Por lo tanto, esta primera variable deja claro que las monarquías actuales son más baratas de costear que las repúblicas. 

El siguiente aspecto a valorar, es la posible correlación entre el desarrollo del país con el sistema que tiene.                        
                                            

                Fuente: Eustat

Según datos de Eustat, dentro de los 10 países con mayor desarrollo humano, Noruega lidera esta lista, siendo un país monárquico. Por supuesto, el top 10 también hay grandes países republicanos, como son el caso de Suiza, Irlanda, o Singapur. 

Este Índice de Desarrollo Humano, es un indicador creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con el fin de estudiar y analizar el nivel de desarrollo de todos los países del mundo. En esta ocasión, vamos a ver el Índice de Felicidad, El índice global de felicidad es una publicación anual de las Naciones Unidas que mide la felicidad en 157 países, basándose en diversos factores, como el PIB per cápita. 


Fuente: The Globlal Economy 

Analizando este gráfico, vemos como Finlandia (república) lidera el Índice de Felicidad, pero, también es cierto que dentro del top 10, tienen un mayor peso los países monárquicos.

Por último, el informe de Libertad Económica realizado por la Fundación Heritage 


    Fuente: Fundación Heritage

Este informe busca medir el grado de libertad económica en cada país del mundo. En esta ocasión hay un reparto de puntos entre ambos sistemas dentro del top 10. 

En conclusión, ¿Qué sistema es mejor, monarquía o república? Pues después de ver diversos índices y salvo el coste que asume el ciudadano, en el que claramente la monarquía supone un menor coste, en el resto de índices está muy igualado. 

Por su naturaleza, el ser humano se mueve por incentivos. Ya el filósofo y economista Hans-Hermann Hoppe hablaba de estos, donde los monarcas tienen unos mayores incentivos a largo plazo a evitar posibles guerras, revuelos sociales y alto esfuerzo fiscal para así mantener de por vida el estatus que mantienen. Mientras tanto, un gobernante se comporta según los ciclos políticos. Esto quiere decir, que en un periodo muy corto tiene que hacer mucho sin que le suponga el coste de abandonar el poder. 

Por lo tanto, y para concluir, estos países que he ido mencionando que han estado en todo momento en la zona noble de la table comparten unos valores muy concretos. Sin estos, sería imposible que estuvieran donde están. Libertad individual, protección de la propiedad privada, y la igualdad ante la ley son los tres valores fundamentales que deben de regir en un país. 

                                                                                                         Alonso Gómez Argente



Comentarios

Entradas populares