¿CÓMO SALDREMOS DE ESTA CRISIS?

 

La incertidumbre es en realidad la amiga 

del inversor a largo plazo.

                   Warren Buffett

A principios de marzo, cuando el actual gobierno de España reconoció, pese a las advertencias de la Unión Europea meses antes, que íbamos a vivir una época que sería recordada por muchos como una de las más tristes de nuestras vidas, no ya a nivel humanitario, aunque las pérdidas son irreparables, sino en lo que se refiere al sufrimiento a nivel económico al que nos íbamos a enfrentar. Y es que, según los datos actuales, me atrevería a decir que nos ha tocado vivir una época negra, una de las peores que se recuerdan. 

Foto: Getty Images

Como en cualquier ámbito de nuestra vida, cuando surgen problemas de cualquier índole, hay quien los afronta con firmeza y decisión, y quien se queda atrás esperando ser remolcado por otra persona. Pues en economía y en los mercados, esto no iba a ser diferente.

Durante esta pandemia hemos podido aprender cuáles son las distintas formas de salir de una crisis; para comenzar de una forma optimista se hablaba de una posible salida en V. ¿Qué quiere decir esto? Pues que nos enfrentaríamos a una caída brusca, pero habría un fuerte repunte y volveríamos en poco tiempo a niveles anteriores a la crisis. Por desgracia, esta situación está descartada, ya que, según los indicadores económicos, no se espera una vuelta a la “normalidad” económica hasta dentro de unos años. Por otro lado, la salida en U. Esta salida, algo más pesimista, debido a que tras la caída vendría un tiempo de estancamiento, donde no se verían señales de crecimiento en un corto plazo, para más adelante volver a crecer. La más pesimista de todas, la salida en L, donde tras la caída en picado se produciría un largo periodo donde el crecimiento sería nulo, o prácticamente sin fuerzas. En estos momentos, se espera que la salida sea en K, es decir, una fuerte caída de la economía como ya se ha producido, para luego más tarde producirse una divergencia entre empresas de distinto sector. Por lo tanto, habrá quienes salgan más reforzados de dicha crisis, pero será inevitable la caída al abismo de muchísimas empresas. En el gráfico 1.1, podemos ver las diferentes formas que acabo de explicar.

 Gráfico 1.1. Diferentes formas de salida de la crisis

           


   Fuente: Brooking Institution

Esta salida en K situará en el lado superior de dicha letra a las empresas con mayor valor añadido, por ejemplo, las tecnológicas. El sector de la alimentación también ha sido uno de los grandes beneficiados; el miedo de la población a la pandemia ha hecho que la población se aprovisionara por lo que pudiera ocurrir. Por otro lado, las empresas que más han sufrido, y sufrirán, son las que tienen un componente cíclico, como es el caso del turismo y todo lo relacionado con él. En este caso, hoteles o aerolíneas. Otro sector perjudicado es la banca, sacudida una vez más por las políticas no convencionales del Banco Central Europeo, donde su margen de beneficio se reduce debido al valor actual del tipo de interés.

En el gráfico 1.2 podemos observar lo explicado anteriormente, como se está llevando a cabo la salida de la crisis actual.

Gráfico 1.2. Recuperación en forma de K


Fuente: JP Morgan

En el gráfico 1.3, podemos observar lo que explicaba anteriormente, como los sectores tecnológicos han podido salir indemnes, de momento, de esta crisis. Mientras tanto, ejemplos como Boeing o ICAG con caídas de un 28% y 57% respectivamente, en el sector de aerolíneas, sector turístico como Hoteles Melia con caídas de más del 20% desde enero hasta la actualidad, se verán obligados a reinventarse para poder volver a la senda del crecimiento. En la otra cara de la moneda, empresas como Apple, Microsoft, Pinterest o Costco, se han visto muy reforzadas.  El sector de la alimentación está saliendo reforzado en esta pandemia, en gran medida por las características que esta teniendo dicha crisis, como es el caso de los confinamientos. Por otro lado, el sector tecnológico sigue su ascenso en el mercado, por su constante renovación y adaptación. 

 Gráfico 1.3. Ganadores y perdedores en la pandemia.

              


 
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Investing.com

Esta crisis nos está enseñando la necesidad que tienen las empresas de estar en una renovación continua, adaptándose a las necesidades que el mercado va exigiendo en cada momento. Estamos pudiendo comprobar cómo los hoteles empiezan a alquilar habitaciones para larga duración a precios de vivienda. O en cambio, aviones que estarían parados debido a la escasa movilidad de turistas, transformados en transporte de mercancías. Es inevitable esta situación en K en el corto plazo y ahora es el momento de que las empresas situadas en el lado inferior se reinventen para poder subir al superior. Todo esto será un camino duro y complejo, donde miles de trabajadores irán a la calle hasta que las empresas se reajusten, por lo que la colaboración con los gobiernos será muy importante. Estos, deberán reajustar la fiscalidad en unos puntos que faciliten la creación de empleo y la atracción de capital.

Alonso Gómez Argente

 

 

Comentarios

  1. Interesante articulo. En cualquier caso los gestores de una crisis pueden ayudar a impmementar o terminar de empeorar una situacion.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares