GUERRA ELECTORAL

 

<<Cuando los socialistas afirman que algo será del Estado o del “pueblo”,

En realidad, lo que quieren decir es que serán de ellos>>

Axel Kaiser

Parece que el 2021 viene cargado con fuerzas. Más allá de la presente pandemia, estamos viviendo una actualidad política digna de telenovelas. La pasada semana escribía sobre el terremoto político que se había producido en nuestro país (artículo), y como podemos ver en el día a día las réplicas no terminan. Mociones de censuras, elecciones, dimisiones, nuevos cargos… Estamos viviendo un cambio en la política española. Todo parece indicar que la extrema izquierda se la juega el próximo 4 de mayo, por lo que dichas elecciones se antojan claves para el devenir de la política española.

EL LIDERAZGO DE ISABEL DÍAZ AYUSO

Comunismo o Libertad, ese es el lema usado por la actual presidenta de la CAM de cara a las próximas elecciones. Es cierto que es un eslogan muy genérico, pero la llegada de Iglesias a la CAM le da aún más fuerza. Madrid es un referente económico y social para el resto del país. Aunque el liberalismo brilla por su ausencia en España, los valores que representa Ayuso son lo más parecido a esos principios. Vivimos en un país donde la violación de la propiedad privada, la importancia del colectivo frente al individuo o la visión económica socialista hacen que cualquier indicio de libertad se vea como una ligera esperanza para poder conseguir una sociedad más libre y prospera. A su favor, Ayuso ha demostrado que, con políticas de reducción de gasto e impuestos y otorgando al mercado la importancia que tiene, se puede conseguir una sociedad más próspera. Con sus virtudes y sus defectos, Ayuso es el máximo referente de la derecha española, y eso la oposición lo sabe. De ahí su miedo.

El pasado 18 de marzo la CAM fue premiada como ´Región Emprendedora Europea´ por el Comité Europeo de las Regiones, por su “estrategia para potenciar el emprendimiento empresarial, creíble y avanzada, independiente de sus dimensiones, riqueza y competencias y teniendo en cuenta los desafíos sociales del territorio”. Ya nadie duda del potencial que tiene la Comunidad de Madrid a nivel nacional, siendo el motor económico según los últimos informes económicos.


Tras la caza mediática que ha sufrido Isabel Díaz Ayuso por parte de medios de comunicación afines a la izquierda durante la pandemia, parece que ha comenzado una más debido al terremoto político que estamos viviendo. Hay algo que ha quedado evidenciado, y es que Ayuso es el gran muro con el que se enfrenta la izquierda, no existe precedente en los últimos años, en los que la figura de un político obligue a usar las primeras bazas para poder hacer frente a otro, como es el caso de Iglesias en UP, o Edmundo Bal en Cs.

LA VENGANZA DE ERREJÓN A IGLESIAS

Tras la confirmación de que finalmente habría elecciones en la Comunidad de Madrid, dando los jueces la razón a Isabel Díaz Ayuso, se empezaron a producir los primeros movimientos dentro de la izquierda. Quizás el más importante debido a la estrategia seguida, es la decisión de Pablo Iglesias de liderar a Unidas Podemos en las próximas elecciones del 4 de mayo. Un giro que ha tenido sus consecuencias, empezando porque Yolanda Díaz, la actual ministra de trabajo, ha ocupado el puesto de Iglesias dentro del partido. 

Podemos comenzaba a rozar el 5% necesario para entrar en la Asamblea de Madrid, debido en gran parte a la tendencia negativa que tiene el partido. Esto Iglesias lo sabe, por ello su decisión de liderar al partido morado en las próximas elecciones. Como saben que su partido no es favorito a llevarse la presidencia, ha ofrecido ir juntos a Más Madrid (el partido de su ex compañero Errejón). Como era de esperar, este ha rechazado tal propuesta. La irrupción de Iglesias va a impulsar al electorado radical de Madrid, que en su mayoría se concentraba en el partido de Errejón, por lo que la polarización dentro de la izquierda va a ser mucho mayor. Todo parece indicar que, con la llegada de Iglesias, el 5% lo tienen asegurado. Un factor muy importante es el perfil de Iglesias con respecto a Mónica García, la candidata por Más Madrid. Aunque hoy por hoy dicho partido está por encima, es muy probable que tras los debates que se realicen Iglesias consiga dar un posible sorpasso al partido de Errejón, algo que fracturaría aún más la relación de ambos.

EL PUNTO DE INFLEXIÓN DE CIUDADANOS

El partido de Inés Arrimada está viviendo sus horas más complicadas desde su fundación en 2006. Y es que hace un par de días perdían la moción de censura orquestada desde los despachos centrales del partido. Estas acciones tan opacas dentro del partido han provocado la dimisión de numerosos miembros, entre ellos el de Toni Canto, un político que ha demostrado siempre su claridad y su rechazo al totalitarismo político. Tras la debacle de Murcia, Arrimadas tuvo que convocar una ejecutiva extraordinaria para aclarar y debatir lo sucedido en la Región de Murcia. Algunas voces hablaban de la dimisión de la andaluza, pero lo que ha quedado evidente es que en este país la palabra dimisión no existe en el vocabulario de la mayoría de políticos.

 

Tras el goteo incesante de miembros de Cs dimitiendo ha llegado una decisión para dar un giro a la situación del partido naranja, y es el nombramiento de Edmundo Bal como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Con esta acción Arrimadas está dando la razón a Isabel Díaz Ayuso sobre Ignacio Aguado, y es que la actitud del ex candidato a la CAM ha dejado mucho que desear durante el mandato anterior, algo que ya la presidenta afeaba. Ya en muchas encuestas dan a Ciudadanos como un partido al borde de la desaparición en Madrid, al estar al borde del 5% necesario para poder tener participación en la Asamblea de Madrid. Con la elección de Edmundo esperan poder no quedarse fuera del panorama político, ya que todo hace indicar que si no hay un giro de tendencia, el partido naranja podría desaparecer en los próximos meses.

¿QUÉ DICEN LAS ENCUESTAS?

Las encuestas ahora mismo tras el “efecto Iglesias” indican una victoria muy ajustada de Isabel Díaz Ayuso (PP) con el apoyo de Rocío Monasterio (VOX).


                                        Fuente: Electomanía

   Como comentaba anteriormente, Ciudadanos se encuentra al borde del 5%. Aún así, según esta encuesta obtendría 7 escaños. Podemos tras el efecto de su líder obtendría el 7%, lo que le haría tener 9 escaños con respecto al 10,3% de Más Madrid. Según esta encuesta, a PP y VOX tan solo les faltaría un escaño para poder obtener la mayoría absoluta. Sería asombroso que una vez más y después de todo lo ocurrido Cs le proporcionara el apoyo que falta, pero con la entrada de Iglesias, la izquierda madrileña va a endurecer mucho su discurso, por lo que resultaría extraño que el partido de Arrimadas se pusiera del lado de la extrema izquierda. También hay un supuesto muy importante que el votante de Cs debe valorar y es que si las encuestas más cercanas al 4 de mayo otorgan al partido un porcentaje inferior al 5% la derecha perderá fuerza, por lo que, seguro que tanto PP como VOX apelarán al voto útil, ya que se antoja unas elecciones muy duras y ajustadas y cada voto puede ser decisivo.

 CONCLUSIÓN

Se aproximan semanas de fuertes disputas entre candidatos de la CAM. Isabel Díaz Ayuso ha demostrado ser un rival muy duro, por lo que la izquierda no lo va a tener nada fácil para poder hacerse con el poder en Madrid. La radicalización de la izquierda, que ya ha advertido de posibles disturbios, hace que el votante moderado del PSOE pueda replantearse su voto. Iglesias sabe que el 4 de mayo puede ser un punto de inflexión en el partido, y es que una derrota abrumadora podría dar la puntilla al partido morado y abocarlo a ser un partido marginal. Los madrileños tendrán que decidir cual es la brújula que guie sus caminos. Por suerte para el PP, VOX y Cs es que la excelente gestión económica en época de pandemia hará reflexionar a muchos votantes moderados. Habrá que ver si estos anteponen sus ideales o su bienestar.  

Aunque la derecha es tachada constantemente de fascista, a día de hoy el único candidato en el que se ha podido ver claramente de forma pública sus ideales políticos es a Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y a Iñigo Errejón (Más Madrid). Ambos dejan claro sus referentes políticos, y no son otros que dictaduras comunistas. Si todavía alguien no se cree estas afirmaciones, no hay más que echar un vistazo en las redes sociales.
 





Los españoles debemos de repudiar a todo aquel que quiera convertir nuestro país en algo similar a lo que representan estas fotografías. España debe ser un país libre y próspero, y desde luego que con ideales totalitarios como los que representan Iglesias y Errejón, la miseria y la ruina económica están aseguradas. Los valores liberales son a día de hoy algo imprescindible para nuestra sociedad, y debido a que el Estado posee el control de medios de comunicación y educación, estos valores se deben obtener de forma autodidacta.

Alonso Gómez 


Comentarios

Entradas populares